Depósitos flexibles

Las ventajas de la utilización de los depósitos flexibles ARQUITANK son: peso y volumen en vacío mínimo, instalación rápida y simple al carecer de piezas de encaje, llenado y vaciado muy sencillo, aprovechamiento al máximo del espacio disponible, protección total del contenido, fabricación con materiales duraderos y sin mantenimiento.

Los diferentes materiales utilizados para su fabricación, desde el tejido a los diferentes accesorios, son los más adecuados para obtener, a lo largo de su vida útil, una gran resistencia a la abrasión y constante estabilidad química, sin ningún tipo de mantenimiento.

Algunos de los líquidos almacenados pueden ser: agua, tanto de lluvia, de riego como potable, abonos líquidos, productos químicos, aguas residuales, etc.

Sus aplicaciones son múltiples: en la lucha contraincendios como depósitos temporales o como balsas reguladoras en lugares de difícil acceso, el aprovechamiento de las aguas pluviales, el almacenamiento de purines en las granjas de animales, en las misiones humanitarias y en las situaciones de emergencia provocadas por fenómenos atmosféricos extraordinarios, para el almacenamiento temporal de abonos líquidos en el campo, para el almacenamiento temporal durante las reparaciones de piscinas o recipientes de líquidos, en la industria para el almacenamiento de productos de gran poder corrosivo, etc.